• Posted

La Asamblea de Extremadura aprueba reprobar al diputado del PP Morales por franquista, pero Monago lo mantiene en su grupo parlamentario

Por unanimidad de todos los diputados (incluido el propio Juan Antonio Morales), el pleno de la Asamblea de Extremadura ha aprobado la propuesta impulsada por los socialistas para que se cumpla la Ley de Memoria Histórica y para que los partidos expulsen a quienes, como el propio Morales, enaltezcan el Franquismo. Pese al resultado de la votación, el líder del PP, José Antonio Monago, desobedece el mandato de la cámara y mantiene como diputado regional a su compañero de partido premiado recientemente por la Fundación Francisco Franco por enaltecer la dictadura.

El pleno de la Asamblea de Extremadura ha aprobado hoy por unanimidad de todos los diputados de la cámara la propuesta de pronunciamiento impulsada por el Grupo Socialista y que reclama al Gobierno de España y a los ayuntamientos que cumplan y hagan cumplir la Ley de Memoria Histórica y que los partidos políticos expulsen de sus organizaciones a quienes ensalcen el Franquismo. Este último aspecto hace referencia directa al diputado del PP Juan Antonio Morales y al alcalde de Guadiana, Antonio Pozo, que recientemente han recibido un premio de la Fundación Francisco Franco por impedir el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y por ensalzar el Franquismo. En reiteradas ocasiones, antes de este pleno, los socialistas habían pedido ya la dimisión de mambos representantes públicos.

El pleno de la Asamblea ha aprobado esta propuesta pero, sin embargo, el líder del PP hace oídos sordos y no aparta de sus responsabilidades en el partido de derecha ni de sus cargos públicos a ambas personas. Especialmente grave es el caso del propio diputado regional Morales Álvarez que ha votado a favor de su cese y, sin embargo, no se marcha de su escaño.

Por parte del Grupo Socialista, el portavoz Valentín García se ha preguntado en su intervención “¿con quién está Monago, con las víctimas del Franquismo o con su diputado fascista?”. En ese sentido, ha afirmado que “Monago está tardando en cesar al diputado Morales Álvarez, deben expulsarlo ya de su grupo parlamentario por fascista y porque la presencia de Morales Álvarez en el pleno de la Asamblea contamina con la semilla del fascismo a esta cámara”.

García ha explicado que “si Monago no cesa de inmediato a Morales Álvarez estará siendo cómplice de su apoyo al Franquismo, si no se le cesa a quién habrá premiado en realidad la Fundación Francisco Franco habrá sido al propio PP”. El portavoz socialista ha reprochado a Monago que “la dignidad de las víctimas del Franquismo no son los 300 euros que daba a las mayores de 75 años, es expulsar ya a Morales Álvarez de los cargos que ocupa”.

Durante el debate de la propuesta socialista, el portavoz Valentín García ha recriminado a Monago que no haya tomado la palabra, “se ha escondido pero debe saber que el hecho de que Morales Álvarez siga siendo diputado es incompatible con la democracia. Hay que tener muy claro que el partido que vilipendia a las víctimas del Franquismo no puede ser considerado un partido democrático”.

Por su parte, el diputado socialista Fernando Ayala, que ha intervenido en una propuesta de Podemos para condenar el Golpe de Estado de julio de 1936, ha afirmado que “sentiría vergüenza por compartir grupo político con Morales Álvarez y que todo el mundo sepa que los culpables de la Matanza de Badajoz del 36 son los que hoy premian al diputado fascista del PP que se sienta en esta cámara”. 

Declaraciones del portavoz Valentín García: