• Posted

El PSOE denuncia que los despidos injustificados de Monago en GPEX costaron 2 millones de € a los extremeños y extremeñas

El Grupo Socialista en la Asamblea de Extremadura ha denunciado hoy que los despidos injustificados del Gobierno de José Antonio Monago en la empresa pública GPEX durante la pasada legislatura constaron dos millones de euros a los extremeños. Los socialistas han hecho esta denuncia con motivo del inicio de las sesiones de la comisión no permanente de Investigación sobre la Contratación de Personal en el Sector Público Empresarial de Extremadura. Según los diputados del PSOE, el PP gastó dos millones de euros en casi 100 despidos caprichosos, injustificados e ideológicos.

El portavoz socialista en la comisión de investigación, Carlos Labrador, ha recordado que “en un intento de despedir a 700 trabajadores en 2011 por parte del Gobierno del Partido Popular, los trabajadores públicos de GPEX se movilizaron en contra de esta medida cuya intención era contratar a otros para realizar los mismos trabajos”.

En este sentido, diputados del Grupo Socialista han confirmado que han tenido numerosos contactos e innumerables llamadas de trabajadores que fueron despedidos de forma improcedente que abalan esta explicación como se ha puesto de manifiesto en el transcurso de la Comisión.

CLARIDAD Y TRANSPARENCIA DEL GOBIERNO SOCIALISTA

Por otro lado, con motivo del inicio de la comisión de investigación, el Grupo Socialista ha agradecido el trabajo “titánico” en pro de la claridad y la transparencia que se ha realizado desde la Junta de Extremadura para facilitar toda la documentación relacionada con el asunto de esta comisión de investigación. En ese sentido, los socialistas explican que el Ejecutivo extremeño ha entregado más de 100.000 folios documentales, que suponen casi el doble de páginas de información, al haber sido entregados casi en su totalidad a doble cara. Además, los socialistas critican que algunos grupos parlamentarios hayan pedido hasta tres veces la misma documentación, lo que ha provocado que se paralicen algunos trabajos en la Junta de Extremadura para atender esta reiterativa e injustificada solicitud.

Esta predisposición, a juicio de los socialistas, no es nada comparable con la actitud del Partido Popular que durante otras comisiones de investigación, como por ejemplo, la creada por el incendio de Sierra de Gata que justificaba que ni Rajoy ni su Gobierno remitieran documentación ni hicieran acto de presencia para responder a los extremeños.