• Posted

Monago buscó un falso autónomo para seleccionar personal en las empresas públicas

El Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Extremadura ha denunciado que el ex presidente José Antonio Monago y el Partido Popular recurrieron a la fórmula del falso autónomo para seleccionar personal en las empresas públicas. Este hecho se ha desvelado durante una nueva sesión de la Comisión de Investigación de Contratación de Personal en las Empresas Públicas, este lunes 28 de enero. Los socialistas han señalado que se apartó de sus funciones a los responsables de contratación de la empresa GPEX, para que las ejerciera una persona que no era independiente en su función y en la que incurren circunstancias que la convierten en falso autónomo.

Así, han proseguido, esta persona solo trabajaba para GPEX, desarrollaba las selecciones en una oficina de la propia empresa y funcionalmente era dependiente, por lo que no garantizaba la independencia en los procesos de selección. De los datos disponibles, han asegurado los socialistas, todo parece indicar que el Gobierno de Monago incumplió la legislación laboral al no tener formalizado un contrato laboral ni existir cotizaciones a la Seguridad Social. Según han anunciado, la no independencia del trabajador con respecto al Gobierno anterior, ha generado dudas que dejarán reflejadas en el Informe de Conclusiones.

CUMPLIMIENTO DE LAS RECOMENDACIONES DEL TRIBUNAL DE CUENTAS POR LOS SOCIALISTAS

Durante la Comisión de Investigación, se ha puesto de manifiesto que en la legislatura 2007-2011, el Gobierno de Guillermo Fernández Vara ya atendía a las recomendaciones que se efectuaban por el Tribunal de Cuentas, en aras de garantizar los principios que se exigían. Igualmente, en la legislatura actual se han acometido el total de recomendaciones y se observa una notable mejora en la gestión de las empresas públicas, tal y como asevera el último informe del Tribunal de Cuentas de la anualidad 2016.

No ocurre igual en la legislatura 2011-2015, en la que el Gobierno de Monago no avanzó ni en claridad ni en transparencia al mantener recomendaciones desatendidas, incumplimientos sistemáticos además de la omisión de cuestiones de corrección obligatoria.

CONSULTORAS EXTERNAS EN PROCESOS DE SELECCIÓN

Por otra parte, en la comparecencia, el Partido Popular sólo cuestiona la selección externa a través de empresas cuando gobiernan los socialistas. Se da la circunstancia que, empresas extremeñas de solvencia y experiencia acreditada, que han trabajado con diferentes administraciones y en diferentes ámbitos, son cuestionadas en su labor de manera discrecional, sólo cuando han trabajado para gobiernos socialistas, aun cuando existen casos en los que las mismas empresas también trabajaron para el PP.

Por último, se han puesto nuevamente de manifiesto las irregularidades de las cuentas de Gisvesa en el año 2013, y que firmaron el exconsejero Víctor del Moral y el actual concejal del PP de Mérida, Miguel Valdés. La empresa tuvo un desfase de activos en 2013 de un millón y medio de euros, siendo los auditores los que instaron a su corrección. En todo caso, una irregularidad en la contabilidad presentada y firmada por los responsables políticos del Gobierno de Monago. También se ha comprobado que las personas que llevaron a cabo la asesoría fiscal y contable de la empresa y sus auditores de cuentas, eran socios, lo que supone un incumplimiento flagrante de la Ley de Auditoría.