• Posted

Declaración Institucional con motivo del Día de Europa, este 9 de mayo de 2020

Con motivo del Día de Europa, 9 de mayo, queremos desde la Asamblea de Extremadura, como representantes del conjunto de la ciudadanía extremeña, sumarnos a su conmemoración con el resto de los ciudadanos y ciudadanas europeas.

El 9 de mayo se cumplen setenta años de la Declaración que Robert Schuman, ministro de asuntos Exteriores francés, realizó en París en 1950. En ese discurso, expuso su idea de una nueva forma de cooperación política entre los países europeos que hiciera imposible una nueva guerra, afirmando que “Europa no se hará de una vez ni en una obra de conjunto: se hará gracias a realizaciones concretas, que creen en primer lugar una solidaridad de hecho”.

Se abría, por tanto, el camino hacia un proceso de integración europea, al que España se vinculó en 1986, que ha traído paz, progreso económico y bienestar social al conjunto de los países que actualmente conforman la Unión Europea. En este sentido, España, y nuestra región de Extremadura, se han visto beneficiadas de las políticas de cohesión social y territorial que han permitido recuperar los desequilibrios en infraestructuras y capacidades que históricamente se venían sufriendo.

Esa solidaridad de la que hablaba Schuman conformó desde los inicios, uno de los valores básicos en este proceso de integración de manera que, en los momentos actuales, en los que se hace necesario reivindicar un modelo de democracia representativa democrática en el que los ciudadanos y ciudadanas recuperen su protagonismo como actores políticos. En esa tarea, las asambleas regionales con poder legislativo debemos contribuir para así hacer posible el incremento de la participación ciudadana dotando de una mayor legitimidad al proceso de construcción europea.

Los parlamentos regionales tenemos que contribuir a divulgar la idea de Europa y de lo que esta significa. Un proyecto político en el que se ha alcanzado un espacio de paz y libertad, de convivencia sobre unos valores comunes que descansan en la protección y reconocimiento de los derechos de los ciudadanos. Unos derechos, que también conllevan unos deberes, que deben ejercitarse dentro del espacio común que nos hemos otorgado y que está regido por principios como la libertad, la tolerancia y el bienestar social.

Por tanto, resulta esencial que los ciudadanos y ciudadanas extremeñas conozcan y recuerden los hitos importantes de esta aventura en común como mejor manera para interpretar los avatares del presente y afrontar los retos del futuro. De esta manera, podremos contribuir a una mejor construcción de Europa, debiendo otorgar en dicha tarea un mayor protagonismo a nuestros jóvenes.

        Por último, en estos momentos, en los que compartimos la dura prueba de una crisis sanitaria provocado por la COVID19 y sus graves consecuencias socioeconómicas es preciso relanzar el compromiso de unidad, cooperación y solidaridad que son los cimientos y la razón del proceso de integración.