• Posted

El Grupo Socialista defiende la necesidad de cambiar el modelo de gestión en las residencias de mayores

La Asamblea de Extremadura ha acogido hoy una nueva sesión de la comisión de estudio sobre la pandemia Covid19 en el ámbito de la comunidad autónoma. En esta reunión, los grupos parlamentarios y la Junta de Extremadura han abordado la situación de las residencias de mayores en la región. Al encuentro ha asistió el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, como viene haciendo desde la constitución de esta comisión.

En la sesión de hoy, el Grupo Socialista ha defendido la necesidad de cambiar el modelo de gestión de este tipo de centros de personas mayores. En ese sentido, la presidenta del Grupo Socialista, Estrella Gordillo, ha indicado que los socialistas defienden cambios encaminados a, entre otras cosas, definir la atención sanitaria en centros y clasificarlos según los recursos sanitarios con atención social básica para residentes autónomos y atención social especializada para los que sean dependientes.

Además, Gordillo ha señalado que es necesario dar prioridad a poder avanzar en la promoción de la autonomía e ir a menos institucionalización de estos centros. También ha abogado por contar con unidades de hospitalización o de enfermería ubicada en comarcas para poder acercar estos servicios a los usuarios y resolver el reto que supone la extensión geográfica de la región. Por último, la diputada socialista ha reflexionado sobre la necesidad de adaptar centros de mayores y centros privados para atender lo que situaciones como la epidemia del Covid19 demandan en este tipo de centros.

Estrella Gordillo ha querido también hacer un reconocimiento a “todos los profesionales que durante estos meses han trabajado dando lo mejor de sí mismos en las residencias de mayores que, como hemos visto, han sido el epicentro del virus”. Solo en Extremadura hay en la actualidad 323 centros de este tipo, de los que 241 son públicos, y donde residen 14.921 usuarios. Finalmente, Gordillo ha apuntado que, con el cambio de modelo de gestión, la administración tiene la obligación de “dar respuestas sólidas a los problemas que se han generado por culpa de esta epidemia, aportar soluciones para el futuro, iniciar medidas que nazcan del consenso de todos los grupos y que se puedan desarrollar en el tiempo porque estamos obligados a dar un mejor futuro a nuestros mayores y reforzar este servicio público de atención”.