• Posted

La nueva PAC aumentará las rentas de los agricultores y ganaderos apostando por un campo moderno y sostenible

La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Extremadura, Lara Garlito, ha valorado como un “gran acuerdo” el alcanzado para la nueva Política Agraria Comunitaria. “La negociación llevada a cabo por la Junta de Extremadura y el Gobierno de España va a permitir que las rentas de los agricultores y ganaderos de la región aumenten entre un 70 y un 80%”, ha explicado Garlito en rueda de prensa tras la Junta de Portavoces.

Según ella, “el Grupo Socialista entiende el campo como algo vital para Extremadura, un elemento esencial para el reto demográfico y fundamental para frenar la despoblación de nuestros pueblos”. Una vez más, y en esta ocasión en el sector del campo, “se vuelve a demostrar que cuando hay gobiernos socialistas en Extremadura y en España, ganan los ciudadanos”.

La consejera de Agricultura comparecerá en el pleno del próximo jueves para detallar los términos de una negociación que, a juicio de la portavoz socialista, “hará que tengamos un campo aún más sostenible y moderno”. Según Garlito es un acuerdo muy beneficioso para Extremadura y los trabajadores del campo, porque eleva sus rentas, impulsa los cultivos sociales, potencia la figura de los pequeños agricultores y fomentar la incorporación de mujeres y jóvenes al campo.” Todos ellos elementos que son herramientas muy potentes para fijar la población al territorio y conseguir que nuestros pueblos tengan más desarrollo y vida.

Financiación Autonómica

Otro de los asuntos que se tratará en el pleno del jueves será el de la Financiación Autonómica. La Viceprensidenta Primera y Consejera de Hacienda comparecerá a petición propia sobre un asunto que “no puede abrir un frente entre comunidades autónomas sino que debe estar basado en la cooperación y la solidaridad”, según la portavoz socialista.

Según Garlito, “lo primero será decidir los servicios públicos que queremos tener, la calidad de esos servicios, para establecer después cómo los podemos pagar. Lo que no se puede hacer es”, continúa la portavoz socialista, “que algunos territorios piensen que están por encima de otros, que intenten eliminar impuestos para devastar los servicios públicos y luego intenten aprovecharse del Estado”.