• Posted

Los fondos “Next Generation” para Transición Ecológica crearán empleo al tiempo que frenarán el cambio climático y afrontarán el reto demográfico

Los fondos europeos “Next Generation” asignados a Extremadura en materia de Transición Ecológica han llegado hoy a la Asamblea de Extremadura a través de una comparecencia de la consejera de Transición Ecológica. Olga García ha destacado que la región tiene asignados unos 180 millones de euros en este concepto, de los que casi 32 millones ya se han incluido en los Presupuestos de Extremadura para 2022.

Según ha explicado la consejera, los fondos “Next Generation” están orientados a proyectos de energía eficiente, proyectos sostenibles, gestión de residuos y a instalaciones hidráulicas. Además, Olga García ha anunciado que la consejería tiene prevista la contratación de personal extra para tramitar el volumen de proyectos que se pueden presentar, así como se establecer convenios con colegios y entidades profesionales para agilizar los trámites.

Para el diputado socialista, Carlos Labrador, los fondos representan “una oportunidad para Extremadura para poder avanzar en su transformación socioeconómica, para aportar riqueza y empleo a nuestra región, y para mejorar la vida de los extremeños”. La dotación en Transición Ecológica es el buque insignia de los Fondos de Recuperación y Resiliencia lo que, a juicio de Labrador, va a ser “fundamental para impulsar la economía verde, contribuir a la consecución de los objetivos de mitigación y adaptación al cambio climático, y avanzar hacia la plena descarbonización de nuestra economía”.

El diputado del grupo socialista ha recordado que “Extremadura inició esa apuesta por el cambio de modelo hace algún tiempo, impulsando la economía verde y circular”. Por lo que con la llegada de los fondos europeos “podemos garantizar los mayores éxitos, en estos grandes retos, que ya teníamos asumidos como región”.

Durante su intervención, Pulido ha insistido en que “la ejecución de las inversiones financiadas con estos fondos, serán fundamentales para la recuperación económica y la creación de empleo, pero también para conservación del medio natural y la biodiversidad, para luchar contra el cambio climático, y para afrontar el reto demográfico”.