• Posted

Los socialistas proponen devolver a las denominaciones de origen su estatus público

Mediante una modificación de la Ley Agraria aprobada por el PP se pretende que denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas no tengan que convertirse en entidades de derecho privado y sigan siendo un motor de la economía regional y una seña de identidad de Extremadura.

El Grupo Parlamentario Socialista-SIEX ha defendido hoy en el pleno de la Asamblea de Extremadura apruebe una propuesta de ley para modificar la Ley Agraria aprobada por el PP e impedir que los consejos rectores tanto de denominaciones de origen como de indicaciones geográficas protegidas tengan que convertirse, como querían los populares, en entidades de derecho privado. Con esta iniciativa legislativa se garantiza que ambos organismos sigan siendo un motor de la economía regional y una seña de identidad de Extremadura.

La portavoz de Agricultura del Grupo Parlamentario Socialista-SIEX, María Teresa Macías, ha defendido en el pleno de hoy que la intención “es recuperar el modelo que las denominaciones y las indicaciones geográficas necesitan para tener estabilidad y avanzar”. Una petición que todos los consejos reguladores de las denominaciones de origen solicitaron por escrito el pasado 19 de octubre.

Macías ha denunciado que el PP nunca consensuó con los consejos reguladores el cambio normativo que establecía la Ley Agraria, “nunca se tuvo en cuenta a estas figuras tan importantes para nuestra economía” y criticó la situación “asfixiante a la que esta modificación llevaría a denominaciones e indicaciones”.

Según la portavoz de Agricultura socialista, la intención es consensuar un marco legal “seguro y que se ponga a disposición de los interesados lo antes posible”. Además ha recordado que los consejos reguladores han mostrado su rechazo “unánime a la obligación que imponía la Ley Agraria de privatizar estructuras y funciones bajo pena de no recibir más apoyo público”.

Además, María Teresa Macías ha criticado que “el PP recortó en un 80% los presupuestos destinados a denominaciones de origen e indicaciones geográficas, pasando de 2,4 millones en 2012 a poco más de 500.000 euros, que ni siquiera sabemos si se llegó a destinar a estos agentes”.

Antes de finalizar, la diputada socialista ha recordado que “a las denominaciones e indicaciones hay que protegerlas, ayudarles a funcionar y permitirles que elijan su modelo de desarrollo dentro del marco de la tutela pública porque el bien que generan se destina al beneficio común”.

En la actualidad, en Extremadura hay 10 denominaciones de origen y 3 indicaciones geográficas protegidas. Entre las primeras están Jamón Dehesa de Extremadura, Torta del Casar, Queso de La Serena, Vino Ribera del Guadiana, Cerezas del Jerte, Queso de Los Ibores, Pimentón de La Vera, Aceite de Monterrubio, Aceite de Oliva Gata-Hurdes y Miel Villuercas-Ibores. Entre las indicaciones figuran Corderex, Ternera de Extremadura y Vinos de la Tierra de Extremadura.