• Posted

PP y Podemos evitan que la Asamblea exija que la UME intervenga en la lucha contra la plaga de camalote en el río Guadiana

La Asamblea de Extremadura ha rechazado la propuesta de pronunciamiento formulada por el Grupo Socialista-SIEX para exigir al Gobierno de España que envíe a la Unidad Militar de Emergencia (UME) a luchar contra la plaga de camalote en el río Guadiana. La propuesta socialista no sale adelante por los votos en contra del PP y Podemos. El PSOE denuncia que “no hay excusas” para rechazar el envío de los militares para evitar una catástrofe medioambiental en Extremadura.

PP y Podemos han dicho no a que la Asamblea de Extremadura pueda exigir al Gobierno de España a que envíe a la Unidad Militar de Emergencia (UME) a luchar contra la plaga de camalote que sufre el río Guadiana. La propuesta de pronunciamiento del Grupo Socialista-SIEX ha recibido 34 votos en contra, los de PP y Podemos, por lo que no sale adelante.

El portavoz de Medio Ambiente socialista, Eduardo Béjar, se ha preguntado en su intervención, “cómo se le puede explicar a los extremeños que sufren la plaga, a los regantes o a quienes ven el río cubierto por el camalote en sus ciudades que no se quiere pedir la intervención de los militares para evitar una catástrofe medioambiental”.

Béjar cree que, como ya solicitó formalmente la Junta de Extremadura, es necesaria la intervención de la UME ante la “situación de grave riesgo de emergencia medioambiental provocada”. El camalote es una planta invasora, considerada como plaga y es una especie incluida dentro de las 100 más dañinas del mundo. Según el portavoz socialista, “en Extremadura la situación de riesgo es grave y, si no se actúa, se pueden producir pérdidas de especies autóctonas, pérdidas materiales, daños en regadíos y en la calidad de las aguas”.

Béjar ha denunciado que “no hay excusas para que el Gobierno no haya mandado la UME ya, no hay justificaciones técnicas, solo son cuestiones políticas”. En ese sentido, ha criticado que “el PP se vuelve a olvidar de Extremadura. Rajoy ha dado la espalda a la Sierra de Gata tras los incendios de este verano, lo ha hecho también con la Mina Aguablanca a quien no da solución a pesar de ser el Gobierno propietario del 50% de la explotación y ahora no quiere ayudar a luchar contra el camalote”.

Frente a esto, ha defendido que la Junta de Extremadura está haciendo cuanto está en su mano y ha elevado el problema a las instituciones europeas para buscar soluciones.

Declaraciones del portavoz de Medio Ambiente, Eduardo Béjar: